DECLARACIÓN DE FE

Christian Care Ministry está comprometido con atender a la comunidad cristiana con excelencia e integridad, utilizando únicamente la Biblia como base. Para poder mantener estos principios, todos los miembros están de acuerdo y profesan la siguiente “Declaración de fe”.

  • Creo que hay un solo Dios (Deuteronomio 6:4) que existe eternamente en tres Personas: el Padre, Jesucristo el Hijo, y el Espíritu Santo (Mateo 28:19). Creo que Jesús es Dios, y su imagen es equivalente a la del Padre y el Espíritu Santo (Colosenses 1:15-20, 2:9). 

 

  • Creo que la Biblia es la revelación escrita de Dios a la humanidad, ofrecida divinamente a través de autores humanos que se inspiraron en el Espíritu Santo (2 Timoteo 3:16-17). Las escrituras son completamente obligatorias, verdaderas y en ellas no hay ningún error.  Y que la Biblia es totalmente suficiente y es la única revelación escrita que Dios ha ofrecido a la humanidad para los asuntos relacionados con la salvación, la vida y la fe.

 

  • Creo en la deidad de Jesucristo - que existió como Dios antes de la creación (Juan 1:1), Su nacimiento virginal (Mateo 1:23), vida libre de pecado (Hebreos 4:15), Sus milagros y muerte en la cruz para ofrecernos la redención (1 Pedro 2:24), resurrección corporal y ascenso al cielo (1 Corintios 15:3-8), ministerio presente para interceder por nosotros (Hebreos 7:24-25) y Su retorno a la tierra con el poder divino y la plenitud de la gloria (Mateo 24:30). Él es el único Salvador del mundo y Señor sobre todas las cosas (Juan 14:6, Hechos 4:12, Isaías 45:21-23).

 

  • Creo en la personalidad y deidad del Espíritu Santo (Hechos 5:3-4), y en que Él lleva a cabo el milagro de un nuevo nacimiento en un no creyente y vive dentro del creyente (1 Corintios 3:16), permitiéndoles vivir dentro de Dios (Romanos 8:14).  

 

  • Creo que el hombre fue creado a la imagen y semejanza de Dios, pero fue el pecado el que lo separó de Dios. Esta separación se puede resolver aceptando el regalo de la salvación de Dios a través de la gracia y la fe (Efesios 2:8-10) que fue posible gracias a la muerte y resurrección de Cristo.    Esta fe se evidencia en las obras que llevamos a cabo (Santiago 2:17, 26).